MÁS ALLÁ DEL COACHING

¿Tienes una meta? ¡¡PUES VAMOS A POR ELLA!!

En ocasiones nos cuesta ver que SI podemos conseguir todo aquello que nos propongamos. El miedo, la duda, la incertidumbre… suelen ser barreras que solo nosotr@s nos ponemos. En otras ocasiones lo único que nos ocurre es que nos encontramos en un círculo en el que no vemos más allá de lo que tenemos dentro del mismo y para romper ese círculo no hay nada mejor que valorar opciones, analizar situaciones y sobre todo tener muy claro qué es lo que queremos conseguir y/o cambiar…

PIENSA EN TU META O LO QUE QUIERES CAMBIAR – MANTÉN EL FOCO –

¿Vamos? ¡¡VAMOS!!

¿QUÉ CAMBIARÍAS SI PUDIERAS?

IMG_20190407_121300

Al hacerte esta pregunta, abres tu mente.

No es lo mismo que te preguntes por los cambios que desearías hacer cuando te sientes estancando/a, a que lo hagas cuando abres tu mente.

Para salir del bloqueo, debes formularte esta pregunta de una manera diferente a como lo harías habitualmente: debes hacértela pensando que puedes cambiar lo que quieras. Pensando que eso es posible estás utilizando la imaginación, abre tu mente.

Cuando estás bloqueado/a, no puedes pensar como deberías, no puedes ver las infinitas posibilidades que tienes ante ti. Esa forma de pensar, centrada en el bloqueo, no es ni pro-activa ni productiva. En cambio, si dejas de estar bloqueado/a, empezarás a pensar desde la libertad y la creatividad.

Estas preguntas, como todas las que vamos a realizar, tienes que visualizarlas desde el punto de vista de que todo es posible, te ayudarán a eliminar cualquier bloqueo mental y emocional. Te ayudarán a trasladarte a otro punto de vista, un punto de vista libre y creativo. Esto ocurre porque ciertas preguntas te ayudan a plantearte situaciones que habitualmente no te haces a ti mismo/a y consciente o inconscientemente irás adoptando un cambio que ocurrirá sin saber que lo estás adoptando de forma consciente. Puede que surja de forma consciente pero casi con toda seguridad será un proceso que irá cambiando tu perspectiva de manera inconsciente.

Hay situaciones y preguntas clave que te ayudan a plantearte muchas cosas y esa es la magia de las preguntas correctas en el momento oportuno, esa es la magia de las preguntas de coaching. Te dan el giro que necesitas para sintonizar con las soluciones.

No te preguntes, como en el caso de la próxima pregunta, por lo que cambiarías a secas (quizás eso ya lo sabes) sino, directamente, por lo que cambiarías si pudieras hacerlo sí o sí. Ésta es la clave, no des opción al sí o al no… piensa en la solución y piensa que si o si…¡SI la tiene! Éste pequeño gran detalle lo cambia todo.

Ves más allá: ¿qué cambiarías de lo que sabes que no puedes cambiar? Aquello que sabes que es literalmente imposible que puedas cambiar: El paso del tiempo, la edad de tus padres, que los años tengan 12 meses, que nacieras el día que naciste, etc.

Más allá de un entrenamiento, de intentar ser tu coach, queremos ser un punto de reflexión donde SUMEMOS entre todos/as con nuestras propias experiencias y/o distintos puntos de vista.

“LA UNIÓN HACE LA FUERZA”

Al igual que el lema, más arriba citado, fue el de Bélgica tras su revolución en 1830, el lema de Nueva Fusión, si nos sumamos sumamos más, late fuertemente bajo su eslogan:

“enREDate con nosotr@s… Nosotr@s nos enREDamos contigo”

Nueva FusiónSL


¿QUÉ HAS HECHO HASTA AHORA PARA MEJORAR LO QUE QUIERES MEJORAR?

PRIMERO ANALIZA
Para evaluar posibles opciones, primero evalúa las acciones que has realizado hasta el día de hoy a fin de mejorar o cambiar el asunto que quieres tratar. Te dará una idea de si has tomado acción o no, así como de lo que ha funcionado y de lo que no. Es una manera de hacer balance para diseñar/crear futuras acciones.
¿Cómo hacerlo? Anota todas las acciones que has tomado a lo largo de tu vida destinadas a mejorar el tema que estás tratando. Coge una hoja de papel y divídela en 2 columnas. Coloca las acciones que no te han funcionado en la de la izquierda y las que sí te han funcionado en la de la derecha, por pocas o por muchas que sean. Descarta las que no te han ayudado y céntrate en las que sí lo han hecho.

¿QUÉ ES LO PEOR QUE PODRÍA PASAR SI LO HACES?

La pregunta habitual sería “¿Qué es lo peor que podría pasar si NO lo haces?” pero aquí te preguntamos por lo peor si SÍ lo haces.
Si actúas y lo haces ¿qué sería lo peor que podría pasar? Si te haces esta pregunta podrás encontrar cuál es el motivo real que hace que no actúes. Si hay un miedo concreto debes encontrarlo. Con esta pregunta actúa el subconsciente.
Puedes formulártela de dos maneras:
¿Qué es lo peor que podría pasar si llegas a la meta?
¿Qué es lo peor que podría pasar, con las acciones que debo realizar o si hago lo que debo hacer, para llegar a mi meta?
Contéstalas aparte, por separado. Y ahora ya puedes trabajar estos miedos.
Para contestar ponte en lo peor de lo peor. Abre tu mente y no seas conservador/a con tus descubrimientos. Sé sincer@. ¡Suéltalo!

¿QUÉ TE IMPIDE AVANZAR EN EL ASUNTO EN CUESTIÓN?

Párate y piensa. Analiza y encuentra los motivos por los que no avanzas, según tú.

A esta pregunta le siguen 2 tipos de respuestas:
Centradas en los obstáculos externos: Por ejemplo un compañero que compite contigo o un entorno tóxico.
Y las respuestas centradas en obstáculos internos: Por ejemplo miedo al rechazo, a la adicción, a perder algo concreto, a quedarte solo/a, etc.

Valorando los obstáculos que impiden o dificultan el logro de tu meta, podrás planificar mejor tu proceso de cambio. Si no los tuvieras en cuenta no tendrías una perspectiva global y realista de la situación.

SI TUVIERAS QUE CAMBIAR DE PUNTO DE VISTA ¿CUÁL SERÍA?

CAMBIANDO DE PERSPECTIVA
Esta pregunta se debe a que, como en todo, en tu objetivo también existen varios puntos de vista y cada uno de ellos produce una experiencia diferente.

Con esta pregunta te planteas otra forma de ver las cosas. Cambiando las perspectivas cambias así la forma de ver/vivir tu objetivo.

Al final, de esta manera, puedes valorar si solo quieres cambiar tu punto de vista o si, sin cambiar tu punto de vista, te inspiras y consigues encontrar alternativas de solución para conseguir definitivamente tu objetivo.

Por otro lado, con esta pregunta, también puedes descubrir puntos fuertes en tu objetivo (y en ti) cuando antes no eras capaz de verlos.

SI NO TE GUSTA, ¿QUÉ NO ESTÁS HACIENDO PARA CAMBIARLO Y/O MEJORARLO?

Encuentra cuales son tus resistencias al cambio. Qué es lo que NO estás haciendo para conseguir lo que quieres. Piensa y analiza cuál y cómo es tu Zona de Confort.
Si algo no te gusta, lo lógico es pasar a la acción y cambiarlo. Debes tener clara esta pregunta para poder actuar. Actuar es la única manera para cambiar o mejorar las cosas. Esta pregunta te ayudará a descubrir lo que según tú deberías hacer y NO haces.

CUANDO LO CONSIGAS, ¿QUÉ QUIERES SENTIR?

MIRA LO QUE PUEDE OCURRIR EN EL FUTURO

Si sabes lo que quieres, tanto si es cambiar un asunto concreto, resolver un problema o conseguir un sueño, es importante que sepas lo que quieres sentir cuando lo consigas. Esta pregunta te lleva a la esencia de tu meta. Te traslada a lo que realmente quieres. Te permite sentir lo que sentirás cuando logres tu objetivo.

Y fíjate bien: la pregunta no dice “si consigues tu meta…” Lo que dice es “Cuando lo consigas…”. Esta pregunta se basa en una única opción: conseguirlo. Te ofrece una visión de futuro firme y concreta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s